Albóndigas de Garbanzos y Quinoa

Deja un comentario
Hoy toca una receta vegetariana, pero no os asustéis, está delicioso y además es super saludable y completa. Se trata de albóndigas hechas a base de quinoa, puré de garbanzos, huevo y pan rallado (aunque veréis que en algunas recetas los sustituyen por harina de garbanzo). Haciendo algo de búsqueda, he visto que algunas recetas también utilizan queso rallado y coliflor para conseguir la masa de las albóndigas. Una vez preparadas, se pueden freír en aceite o hacer en el horno, pero como siempre, yo os recomiendo que optéis por hornearlas. Además, durante el tiempo que tardan en estar listas, podéis aprovechar y preparar la salsa, hay que ser eficientes! La receta: en Chez Silvia.

Fuente: Oh my veggies
En cuanto a la salsa, tenéis incontables opciones. De hecho, cualquier salsa que os guste para acompañar las albóndigas de carne que preparéis normalmente os sirve, pero por si acaso queréis innovar, aquí vienen unas cuantas ideas. 

En Chez Silvia optan por una mezcla curiosa, de salsa de tomate con salsa curry. La salsa de curry está elaborada con leche de coco, que se usa como sustituto de la nata líquida. Si no os convence, podéis quedaros simplemente con una de los dos: el tomate o el curry. El plato se puede servir con un poco de queso rallado por encima, a mí me gusta con parmesano. 

En la versión que nos proponen en Oh my veggies las albóndigas se condimentan con la llamada salsa inglesa o Worcestershire Sauce y pasta de tomate. Esta salsa la podéis comprar ya preparada, la venden en supermercados (entre ellos Mercadona) o la podéis preparar vosotros, tenéis las instrucciones aquí

Otra salsa interesante es la Tahini, que también se puede comprar o elaborar en casa, siguiendo esta receta. Por si no habíais oído hablar nunca de ella, se trata de una salsa a base de pasta de sésamo.

Fuente: Ahead of thyme
Finalmente, os propongo la salsa pesto. Es la elección que hacen en A mi lo que me gusta es cocinar. Si miráis su receta, veréis que las albóndigas en este caso no llevan albóndigas, sino que están hechas a base de garbanzos y queso rallado. También es una opción a considerar, si no os gusta la quinoa o no la tenéis en casa.

Fuente: A mi lo que me gusta es cocinar
Si no te decides por la salsa, no pasa nada! Como probablemente te sobren albóndigas, puedes guardarlas en la nevera y el próximo día probarlas con otra salsa distinta. Además, se pueden acompañar de lo que quieras: ensalada, pasta, arroz, etc. A cocinar!
Siguiente entradaEntrada más reciente Entrada anteriorEntrada antigua Página principal

0 comentarios:

Publicar un comentario